formularioHidden
formularioRDF

Panel Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación. Al continuar con la navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies (actualizada el 20-05-2019).

Entierro del condestable don Álvaro de Luna

Imágenes

Número de inventario P07803
Escuela Española
Movimiento Romanticismo
Tema
Historia
Datación 1858
Materia Lienzo
Técnica Óleo
Forma de ingreso Adquisición
Fecha de ingreso 2002

Descripción y clasificación

Se trata del boceto preparatorio para el más importante lienzo de historia del pintor Eduardo Cano de la Peña, conservado en el Museo Nacional del Prado (P04262) y que obtuvo una primera medalla en la exposición nacional de Bellas Artes de 1858. La obra aborda un atractivo argumento para el romanticismo español y no sólo se conocen más pinturas del mismo asunto sino que despertó también el interés de escritores de la época, haciéndose popular a través de la exitosa novela histórica de Manuel Fernández González El condestable don Álvaro de Luna publicada en 1851.



Dado el formato de este boceto, se trata seguramente del ensayo definitivo del artista antes de abordar el lienzo final, puesto que no se aprecian prácticamente divergencias entre ambos. En la presente obra, Cano de la Peña empleó colores mas vivaces, y se permitió cierta franqueza en la resolución, dada la finalidad privada de un trabajo de esta naturaleza, que atemperaría en el trabajo final, donde se conjugan las referencias murillescas junto a las de los maestros boloñeses del siglo XVII.



Obra unida al tardorromanticismo académico de los últimos años del reinado de Isabel II, la exploración de diferentes emociones ante la exposición publica de un cadáver decapitado aborda una preocupación íntimamente ligada a la semántica del género, en un capítulo que condensa aspectos muy diversos de la misma, como es la fidelidad del pajecillo Morales -que da su propia sortija de oro como limosna para enterrar a su amo- los frailes abnegados que cumplen compadecidos con su funesto cometido, los nobles conspiradores con intrigantes y rencorosas actitudes -a las que no es difícil achacar el desventurado destino del valido de Juan II de Castilla-, los dolientes familiares, así como el público general que mira morboso y horrorizado el triste espectáculo a cuenta de uno de los hombres de Estado más poderosos de aquel tiempo, y a los que la crítica contemporánea del artista permaneció muy atenta.

Localización

Fuente

Colección on line del Museo del Prado

Información imagen

Las imágenes de las obras plásticas reproducidas en esta Web están reguladas por la legislación de propiedad intelectual, de acuerdo a los derechos que corresponden a sus legítimos titulares.
Mapas

CARGANDO...

Ir a Mapas
Un museo virtual con más de 17.000 obras de arte

CARGANDO...

Ir a Mis Museos
Biblioteca

CARGANDO...

Ir a BNEscolar
EduBlogs

CARGANDO...

Ir a Edublogs
Odite

CARGANDO...

Ir a Odite