formularioHidden
formularioRDF

Panel Informació

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación. Al continuar con la navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies (actualizada el 20-05-2019).

El Gusto - Un bebedor

Imágenes

Número de inventario MGTO-CE00038

Autor

Ferrari, Giovanni Andrea del
March, Esteban (Atribuido a)
Movimiento Barroco
Tema
Retrato
Datación 1626-1675
Materia Lienzo Madera Tela
Técnica Óleo

Descripción y clasificación

Lienzo de formato vertical que presenta el busto de un hombre con barba y turvante que levanta con su mano derecha un vaso, mientras que en la izquierda lleva una botella.
Sánchez Cantón al darlo a conocer lo tituló Un bebedor y lo catalogó como obra del pintor valenciano Esteban March (¿1610-1668?), sin duda alguna por leer en el reverso de la tela este nombre en una inscripción que más tarde sería comentada por Mª Elena Gómez Moreno. Sánchez Cantón pasó a relacionar la pintura con los dos cuadros de similar asunto del Museo del Prado relacionados con March, si bien en la obra toledana la técnica es menos áspera y brutal que la de otros lienzos de March (Sánchez Cantón, F.J. 1921:16). El turbante exótico que lleva la figura fue interpretado por Sánchez Cantón como una banda con borla, anudada a la manera del pañuelo, según la vieja usanza de aragoneses y valencianos. Los dos cuadros del Prado que Sánchez Cantón relacionaba con March son un Viejo bebedor (nº inv.878) y un San Onofre (nº inv.882) (Museo del Prado. Inventario General de Pinturas, vol. I, La Colección Real, Madrid, 1990). En el último inventario del Prado estas viejas atribuciones a March se recogen con interrogación. De cualquier manera, las obras del Prado perenecen a un pintor partidario del lenguaje naturalista e iluminación de claroscuro, con pincelada mucho más prieta, más cercano a los viejos de Ribera, y por lo tanto muy lejanos de la factura mucho más libre y el colorido más suntuoso de nuestro cruadro. Gaya Nuño se refirió a él como áspero cuadro de Esteban March. Pérez Sánchez fue el primer autor en replantearse la autoría del cuadro, rechazando la factura de March pero el cuadro no tiene nada que ver con lo valenciano, creyéndolo obra italiana, concretamente genovesa muy cerca de las obras características de Asseretto o los Ferrari. Al parecer, este autor (quizás tras estudiar la obra in situ) habría cambiado de opinión sobre la escuela italiana a la que adjudicar nuestra pintura. En el Archivo del Museo, en la ficha de la obra, en letra manuscrita de Mª Elena Gómez Moreno se recoge que Pérez Sánchez lo cree más bien obra napolitana de mediados de siglo. Esta autora señalaba que la relación del cuadro con el pintor valenciano se debería a que el reverso de la obra sobre un formato antiguo, está escrito con tinta E.bn March (inscripción que todavía se puede leer) y que pudiera ser copia de una inscripción antigua que hubiera tenido el lienzo. Esta autora se adhirió a la tesis de autoría genovesa expuesta por Pérez Sánchez.
(...) por esa entonación tan anaranjada de toda la obra, por la factura pictórica y por el modelo del personaje proponemos, por el momento, como posible autor al genovés Giovanni Andrea de Ferrari.
Lo que sí creemos es que la pintura hay que cambiarle el título, y que en realidad bajo la figura de este bebedor se esconde una alegoría de uno de los cinco sentidos, como resulta obvio, el del Gusto. Lo que lleva a pensar que, quizás, la obra habría formado parte de una serie de cinco pinturas representando a los cinco sentidos: Gusto, Tacto, Olfato, Vista y el Oido. Como se sabe, había sido el pintor español afincado en Nápoles José de Ribera (1591-1652) quien a principios del siglo XVII había innovado por completo la manera de representar el tema de los Cinco Sentidos (véase: cat. Expo Los cinco sentidos en el arte, Museo del Prado). Hasta entonces, y muy influenciados por la pintura flamenca de tradición manierista, Europa había pintado este tema recurriendo a complejas composiciones alegóricas (recordemos los cuadros de Brueghel de Velours en el Prado). Ribera fue el primero en traducir este tema de los cinco sentidos al nuevo lenguaje del naturalismo caravagiesco, protagonizando ahora el tema esas figuras de viejos andrajosos, de tan fuerte realismo, y que muestran diversas actitudes aludiendo a cada sentido. Así, El Gusto lo representa Ribera como un hombre con copa de vino en una mano y botella en la otra, a su lado tiene un plato de comida (North Simon Foundation, Pasadena, California). (Redondo Cuesta, José, 2007, pp. 225-227)

Localización

Fuente

CER.ES: Red Digital de Colecciones de museos de España (Museo del Greco)

Información imagen

Las imágenes de las obras plásticas reproducidas en esta Web están reguladas por la legislación de propiedad intelectual, de acuerdo a los derechos que corresponden a sus legítimos titulares.

Etiquetes:

Mapas

CARGANDO...

Ir a Mapas
Un museo virtual con más de 17.000 obras de arte

CARGANDO...

Ir a Mis Museos
Biblioteca

CARGANDO...

Ir a BNEscolar
EduBlogs

CARGANDO...

Ir a Edublogs
Odite

CARGANDO...

Ir a Odite